sábado, 10 de junio de 2017

18 JUNIO 2012

Ukendua - Pomada de Pasmobelarra y Verbena

Pasmobelarra: Anagallis arvensis
Visito a mi amiga Nati Jauregi Etxeberria, tolosarra, mayor pero todavía en forma, y me enseña el balcón de su casa, una casa normalita, pero con un balcón en donde las plantas, la mayoría medicinales forman una auténtica exposición, una explosión de olores y maravillosos colores.

Abre el frigorífico y me enseña también su maravilloso ungüento o pomada que ella misma produce para consumo personal. Esta pomada es especial para quemaduras, heridas e infecciones de la piel. Se pueden tratar incluso heridas abiertas.
Sambucus nigra, Intxusa


Ingredientes
  1. Pasmobelarra; hay una variante de esta planta de flores azules, que no sirve, tiene que ser la de flores rojas.
  2. Verbena.
  3. Intxusa o sauco común, es una especie arbustiva y se utiliza sólo la corteza de las ramas.
  4. Aceite, me comenta Nati que ellla lo hace con aceite de girasol. Se necesita medio litro.
  5. dos dientes de ajo.
  6. un poco de Jabón Chimbo, que hay que rayar, hasta que quede en polvo.
  7. Intxusa
  8. Cera virgen.
La pasmobelarra deberá ser recogida en flor, del sauco la corteza, y la verbena puede ser recogida incluso antes de florecer; el material vegetal tiene que secarse sin que le de el sol, es decir en sombra y al aire libre, en un lugar seco, y hasta que quede todo bien seco. En palabras de Nati necesitamos un puñado de cada hierba seca, de verbena, pasmobelarra y sauco común.




Confección de la pomada
En una sartén se calienta el aceite a fuego bajo, con la precaución de que nunca hierva, se le añaden las hierbas, el ajo y el jabón, y se tiene todo esto en la sartén, cuanto más tiempo, mejor, hasta incluso 1 hora. El resultado se cuela a un recipiente en el que se habrá colocado previamente la cera virgen, Nati lo hace directamente a un tuper. Si con el calor no se deshace la cera, se puede meter en el microondas un poco hasta que la cera se vuelva líquida. Mientras se va enfriando el producto, hay que mezclarlo a menudo para que la pomada sea uniforme. Una vez frío, conservar en el frigorífico.
Berbena: Verbena officinalis


Esta es la receta tradicional de la pomada de Pasmobelarra. Durante muchos años fue guardada en secreto, y aún hoy en muchos sitios no se divulga. Sus resultados son extraordinarios y espectaculares. El verano es la época adecuada para recolectar estas tres plantas que son muy abundantes en Gaztelumendi.
Pasmobelarra ukendua

POMADA PARA QUEMADURAS, INFECCIÓN PIEL, HEMATOMAS

jueves, 16 de marzo de 2017

Jabón de cenizas


JABÓN DE CENIZAS (Lejía de cenizas). 100% biodegradable

ENERO, 2013
tags: 
Actualmente la mayor parte de los jabones saponizados se hacen con soda caustica (hidróxido de sodio), sin embargo existe un método alternativo reemplazándolo por ceniza, que al mezclarse con agua se convierte en un hidróxido de potasio. Ésta preparación resulta menos agresiva tanto para unx como para el ambiente, se utiliza como insecticida y fungicida hasta como artículo de limpieza de la casa, cocina, loza, así como jabón de baño y para lavar la ropa (se puede usar en lavadoras). Esta entrada se puede complementar con: JABÓN HECHO A PARTIR DE ACEITE REUTILIZADO
INGREDIENTES:
  • 1 Olla de metálica, pero NO de aluminio.
  • 1 Limón
  • 1 Brasero, estufa, fogata, o cocina a gas
  • 1 Cuchara de madera
  • 1 Papa (cruda)
  • Aceite vegetal (de su elección, puede ser reciclado)
  • Papel indicador de pH (opcional) sino etanol y flores de colores
  • Cenizas de Madera (con cenizas de 3 o 4 kilos de madera bastarán) servirá la sólo la ceniza, recomendamos cernirla para separar los trocitos de carbón.
PREPARACIÓN:
Colocar toda la ceniza en un balde y añadir 1 litro de agua aproximadamente para hacer la lejía. Mezclar la preparación por unos 10 minutos y dejar reposar por 1 o 2 días. El líquido es resbaladizo al tacto, lo que indica sus propiedades como detergente.
Agregar una papa a la solución. Si la papa flota hasta la mitad, entonces la solución está lista para ser utilizada, si la papa no flota, añadir más cenizas y esperar 1 o 2 días más y volverlo a intentar. Éste es un método rudimentario para estimar la concentración adecuada de carbonato de potasio en la solución, ya que cuando la solución se vuelve concentrada hay un cambio significativo en la densidad del medio.
Filtrar la mezcla (esto es opcional). Añadir la solución al aceite lentamente agitándolo constantemente (1Lt. de solución puede alcanzar para unos 0.5-1Lt. de aceite), a medida que se va agregando la mezcla, observarán como el aceite adquiere una contextura cremosa. Para  ésta receta específica la mezcla de ceniza con agua se fue adicionando de 20ml en 20ml hasta alcanzar la textura cremosa deseada.
Una vez hecha la mezcla poner al fuego y dejar hervir hasta que se vuelva más espesa. Retirar del fuego al momento que adquiera contextura como de jabón.  
Usar una tira de medición de pH, el papel indicador para comprobar el pH, la otra opción es machacar algunas flores de colores y extraer su colorante con etanol, prácticamente todas las flores de colores poseen compuestos que indican el pH.  Ver el pH de la solución original (si es con el extracto floral, sacar una muestra, añadir unas gotas y observar el color) y luego ver el pH del jabón la mezcla idealmente debe ser de 8-9 (neutro) o que el color dado por el indicador cambie o desaparezca, si es muy alcalino añadir unas gotas de jugo de limón LENTAMENTE y mezclar (tener  cuidado pues si agrega mucho se puede echar a perder el jabón).
Envasar y a disfrutar de él. Su estado será solido, si se desea líquido agregar mas cantidad de agua; si se piensa usar como fungicida también y usarlo en envases con vaporizador. La lejía de ceniza aumenta su efectividad usándola con agua caliente.
Si sobra lejía (la primera mezcla de ceniza con agua) puedes utilizarla para limpiar el piso, y si se le agrega vinagre sirve para limpiar madera, cobre, plástico, etc. 

sábado, 6 de agosto de 2016

Articulo muy curioso desde la Voz del muro
http://lavozdelmuro.net/hasta-hace-muy-poco-habia-algo-comun-entre-ricos-y-pobres-que-te-pondra-la-piel-de-gallina/